Patentes y Modelos de utilidad

Las patentes y los modelos de utilidad son las herramientas que nos permiten proteger nuestras invenciones durante un tiempo específico en los territorios que consideremos necesarios, otorgándonos derechos exclusivos y evitando que la competencia fabrique, utilice o comercialice nuestro invento sin nuestro consentimiento.

✱ ¿Por qué registrar tu invento? ¿Patente o Modelo de utilidad?

✱ ¿Cómo haremos el registro? ¿En qué te ayudaremos?

✱ Extender la protección de la marca internacionalmente

¿Por qué registrar tu invento? ¿Patente o Modelo de utilidad?

1. Derechos exclusivos → Te proporciona un monopolio sobre los negocios relacionados con tu invención durante un tiempo determinado.

2. Disuade a los competidores Limita las copias, ya que la mayoría de los competidores prefieren no arriesgarse a copiar una patente pudiendo sumergirse en conflictos legales. Además, en el caso remoto de que esto sucediera estarías completamente respaldado legalmente para enfrentarte a los responsables de las falsificaciones.

3. Permite vender o licenciar tu invento y simplifica la obtención de inversiones → Es una estrategia muy recomendable si buscas monetizar un producto novedoso. De no patentar tu invento, estarías permitiendo que empresas más grandes copien directamente tu producto y eclipsen tu presencia en el mercado.

4. Eleva tu posición y reputación en el mercado → Tu invento adquiere un nivel de seriedad y prestigio superior al obtener una patente. Este proceso implica superar pruebas que confirman el valor y la utilidad de tu creación.

– La diferencia entre las patentes y los modelos de utilidad, es que las patentes tienen 20 años de protección y se ven obligadas a superar exámenes muy estrictos que exigen mucha novedad, mientras que los modelos duran 10 años y pasan por un proceso de aprobación algo menos estricto que implica menos novedad.

¿Cómo haremos el registro? ¿En qué te ayudaremos?

Hablaremos para entender tu caso particular, conoceremos tus necesidades y empezaremos con el proceso de protección.

 1. Comprobaremos si es viable y si existen antecedentes que impiden que tu patente o modelo salga adelante. Para ello realizaremos un estudio de patentabilidad o vigilancia tecnológica y nos aseguraremos de que no existe ningún invento anterior que ya use la tecnología que tratas de patentar.

2. Redactaremos y haremos las ilustraciones necesarias para tu patente.

3. Gestionaremos la documentación necesaria para optar a su presentación.

4. Presentaremos y defenderemos tu patente en los exámenes oficiales.

5. Contestaremos a los examinadores.

6. Controlaremos y te avisaremos de los plazos que hay que respetar durante todo el proceso.

7. Si lo necesitas, llevaremos tu patente al siguiente nivel creando una web profesional, estética y adaptada a tu sector para que puedas vender tus productos o mostrar tu invención con el fin de vender licencias o conseguir inversores.

8. Te defenderemos ante la competencia en caso de ser necesario.

Extender la protección internacionalmente

Una vez realizada la solicitud para patentar en España dispondrás de 12 meses para patentar en otros países. Los lugares donde no registres tu invención podrán producir y comercializar tu producto siempre y cuando no lo vendan en los países donde sí tienes protección. Te ayudaremos en lo necesario, pero es importante que estudies el sector de tu patente o modelo de utilidad para determinar en qué países puede tener mejor acogida.

– En caso de necesitar más de 12 meses de prioridad podría alargarse 18 meses más mediante el tratado PCT, dejando finalmente 30 meses en total.

Abrir chat
1
Escanea el código
Patentes Numen
Hola 👋
¡También estamos disponibles a través de Whatsapp!